abril 07, 2010

El árbol podrido.

Dice el dicho que “El fruto no cae muy lejos del árbol”, se refiere α que los hijos generalmente no son muy diferentes de los padres.

También se dice que nunca falta una manzana podrida, y esta es precisamente la defensa recurrente de la jerarquía católica, ante los casos de pederastia.

 “No debemos culpar α toda una institución por los pecados de algunos de sus miembros, son manzanas podridas que hay que apartar del grupo para que no hagan daño α los frutos sanos”.

Sin embargo, y como muy bien apunta Federico Reyes Heroles en su artículo Entre Sotanas, (y por el cual escribo yo este articulo) Pederastas ha habido y habrá. El problema es quién les da cobijo, quién los protege, quién oculta el horror por cuidar otros intereses. He allí la infamia mayor”.

Y tiene toda la razón, el truco de responsabilizar solamente α los curas pederastas no se sostiene, debido α que si este delito ha salido α la luz pública no ha sido gracias α la colaboración de la institución α la que pertenecen, antes al contrario, lo ha hecho α pesar del esfuerzo de la misma por mantenerlo oculto.

Y esto amigos míos, no nos habla de manzanas podridas, sino de la podredumbre de todo el árbol.

La iglesia no ha tratado de alejar α los malos frutos, sino que ha tratado por todos los medios α su alcance de mantenerlos ocultos, pero siempre dentro de la institución y lo que es peor aún, activos en sus puestos, al acecho de sus víctimas o en el peor de los descaros moviéndolos α plazas nuevas donde puedan tener acceso a “carne fresca”.

Dejad que los niños se acerquen α mi”, que bien ha cumplido la iglesia esta consigna de Cristo.

Es cierto que los curas pederastas son seres humanos y como tales, predispuestos a las bajezas y corrupciones propias de nuestra especie.

Pero es para atenuar y contener las peores pulsiones del ser humano para las que fueron creadas las instituciones sociales como la escuela, el gobierno, las leyes y la iglesia.

Cuando  un ser humano falla, cuando una manzana se pudre, la responsabilidad es solo suya, pero cuando la institución social α la que pertenece lo protege, entonces la responsabilidad mayor es de esta, porque su finalidad es precisamente actuar ante estas fallas individuales para que su falta no dañe α los demás miembros que la componen.

El daño del delito de un individuo generalmente está limitado α un círculo de influencia reducido, pero el daño ante la falta cómplice de una institución es multiplicador.

Seguramente los primeros casos de curas pederastas de los que la iglesia tuvo conocimiento pudieron ser atribuidos α manzanas podridas, pero al ocultarlos y protegerlos, incubaron un fenómeno que se llama impunidad y que favorece la multiplicación de los delitos.

Aquí ya no es la manzana sino el árbol el que se pudre y propicia la putrefacción de todos sus frutos.

Y no es disculpa el que la iglesia también tenga sacerdotes bondadosos y lleve α cabo infinidad de acciones piadosas por todo el mundo, no es cuestión de saldos y balances.

El llevar alimentos α la boca de miles de hambrientos no compensa la humillación, el sufrimiento y el daño físico y sicológico de un solo niño abusado por quien debería ser su protector y refugio.

Y la prueba más fehaciente de que es el árbol el que se pudre es que los cómplices no son simples manzanas, sino ramas fuertes y poderosas de la iglesia católica.

Norberto Rivera Carrera, Onésimo Cepeda, Juan Sandoval Iñiguez, Marcial Maciel, Roger Mahoney, Bernard Francis Law, Georg Ratzinger, y las ramas alcanzan al mismo Joseph Ratzinger alias Benedicto XVI y α Karol Wojtyla alias Juan Pablo II.

¿Cómo separar lo inseparable?, seria cometer suicidio, como hacerse el Harakiri.

No puedes juzgar α toda la iglesia por los pecados de unos cuantos”.

¿Que no?

¿Y entonces cual es el parámetro por el que podemos juzgar α las instituciones?

¿Se toma en cuenta solo las acciones de quienes son buenos porque son más?

¿Entonces es cuestión de mayorías?

¿Y desde cuando la iglesia es democrática?

Mentiras y mas mentiras, el juicio moral de una institución no reside en la institución por sí misma, sino en las acciones de sus integrantes.

Si un policía se corrompe y secuestra α quienes protege, no quiere decir que la policía este podrida, pero si sus jefes y superiores lo defienden y justifican, entonces  si, el juicio se aplica α la corporación entera.

Ni Norberto Rivera, ni Ratzinger, Ni, Mahoney son simples manzanas, son ramas que alimentan miles de manzanas y las protegen y las ocultan para que no se sepa que están podridas.

Pero la manzana no cae lejos del árbol, si estas están podridas es porque el árbol huele mal.  

Como dice Reyes Heroles:

“Que nadie se llame a engaño, primero va su iglesia, van ellos, después vienen los demás, los seres humanos comunes y corrientes”.

Que nadie se llame α engaño, las victimas no son ellos, la paja en el niño ajeno, no les deja ver la viga bajo sus sotanas.

Juan Carlos Bujanda Benitez
Abril 6, 2010.

9 comentarios:

Antonio dijo...

Excelente post.

Hay un pequeño punto en el que no estoy de acuerdo. Es conceptual, pero no dejo de notarlo:

"Pero es para atenuar y contener las peores pulsiones del ser humano para las que fueron creadas las instituciones sociales como la escuela, el gobierno, las leyes y la iglesia."

No creo que la creación original de estas instituciones sociales haya sido atenuar y contener las peores pulsiones del ser humano. Por lo que he visto en la historia, gobierno y leyes tuvieron por objeto original mantener el estatus de los grupos dominantes sobre los dominados (ricos sobre pobres, conquistadores sobre conquistados, patricios sobre plebeyos, amos sobre esclavos). Sólo con el avance social que se ha venido dando (a veces de forma paulatina, a veces con golpes violentos) leyes y gobiernos se han ido adaptando a ser instrumentos de control común.

Hago esta puntualización debido a que el caso de la iglesia también ha tenido origen en necesidades de control social sobre grupos dominados sin necesidad del constante uso de la fuerza. En el caso del imperio romano, la iglesia católica unificada por Constantino tenía ese fin original. No es difícil ver que las iglesias de otros grupos del mundo antiguo surgieron por razones similares (no así las creencias, que son fenómenos mucho más complejos pero que las iglesias, como organizaciones, han capitalizado adecuadamente).

A diferencia de gobiernos y leyes, la iglesia católica no ha evolucionado para convertirse en instrumento de canalización social (tal vez lo han hecho otras iglesias cristianas en otros países), sino que ha sido una institución que se ha ido quedando rezagada del desarrollo y que en los últimos siglos se ha caracterizado por ser reactiva (en lugar de proactiva) a los avances sociales.

En ese aspecto, creo que el papel de regulación de la ética y actuación de los miembros de la iglesia tiene que proceder de la vanguardia de la sociedad y no de la cúpula de la propia organización. No ha sido otra la regla en esa institución.

Un Abrazo.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Yo pienso que fue al revés Antonio, pero me remonto al origen mismo de las organizaciones sociales informales, creo que lo de usar la autoridad que da el poder para beneficio personal fue después.

Constantino no invento ningún medio de control original, simplemente tomo un bando, le dio poder y se aprovecho de el.

En general estoy de acuerdo contigo, menos en que la postura: ricos vs pobres, dominantes vs dominados, etc. sea el objetivo de las instituciones sociales.

En esto soy mas de derechas, libre mercado, individualidad por sobre comunidad, libertad por sobre igualdad, vamos, Randiano pues.

Tus comentarios dan para uno o varios posts.

Saludos y gracias.

Antonio dijo...

Juan Carlos: me asusta un poco la lectura que das a mi comentario. Parece que pasaste mis palabras por el filtro de tu ideología o, peor aun, de una ideología que me atribuyes.

Vamos por partes:

"Yo pienso que fue al revés Antonio, pero me remonto al origen mismo de las organizaciones sociales informales, creo que lo de usar la autoridad que da el poder para beneficio personal fue después."

Yo dije exactamente eso: que el uso de las religiones para el beneficio personal fue despues de la aparición de las religiones.

Aquí va el párrafo en el que dije eso:

"No es difícil ver que las iglesias de otros grupos del mundo antiguo surgieron por razones similares (no así las creencias, que son fenómenos mucho más complejos pero que las iglesias, como organizaciones, han capitalizado adecuadamente)."

Primero fueron las creencias, fenómenos sociales complejos y cuyo origen y legitimidad yo no cuestiono, y después fueron las iglesias, instituciones que establecen las formas y contenidos para las creencias que las personas tienen permitido manifestar o expresar. Dime de qué lado está la libertad ¿Del que sostiene una creencia o del que utiliza las creencias de un grupo para controlarlo y de paso decirle en qué debe de creer?

"Constantino no invento ningún medio de control original, simplemente tomo un bando, le dio poder y se aprovecho de el."

Constantino es el ejemplo exacto de lo que digo. Antes que él ya existían iglesias cristianas que defendían su punto de vista particular sobre lo que debía creerse o no creerse.

Yo nunca dije que el copyright del cristianismo perteneciera a Constantino. Aquí están mis palabras:

"En el caso del imperio romano, la iglesia católica unificada por Constantino tenía ese fin original. " (refiriéndome por ese fin al "...control social sobre grupos dominados sin necesidad del constante uso de la fuerza.")

No hay en mis palabras la ideologia que les pones. Es la simple expresión de una realidad que puedes constatar a lo largo de la historia. Puede ser que tu ideología sea considerar que el control social que proveen las iglesias vale la pena por encima de las desventajas que su existencia tiene, cuando dices:

"...es para atenuar y contener las peores pulsiones del ser humano para las que fueron creadas las instituciones sociales como ... y la iglesia"

Yo podría incluso pensar que tienes razón, pero si yo lo hiciera, no excluiría el abuso de infantes del precio que la sociedad tiene que pagar calladamente para seguir disfrutando del efecto apaciguador que ejercen las iglesias. Después de todo para un niño ser violado es menos feo que ser asesinado.

Por desgracia no es esa mi forma de pensar. Yo creo que el ser humano es mucho mejor que lo que las religiones nos dicen y no es difícil ver que la ética de la sociedad humana actual es mucho mejor que la ética original del cristianismo bíblico, que toleraba la esclavitud y el maltrato de las mujeres.

(Sigue)

Antonio dijo...

(Continuación)

"En general estoy de acuerdo contigo, menos en que la postura: ricos vs pobres, dominantes vs dominados, etc. sea el objetivo de las instituciones sociales."

Entonces en este punto también estás de acuerdo conmigo, ya que no dije que el objetivo de las instituciones sociales sea ese. Lo que dije fue:

"...gobierno y leyes tuvieron por objeto original mantener el estatus de los grupos dominantes sobre los dominados..."

Y ese fue el objetivo original, hace miles de años, cuando las estructuras sociales se definían por medio de guerras y matanzas. Sin embargo no creo que ese sea el objetivo hoy en día que, con la libertad y la democracia, la razón de existir de los gobiernos ha cambiado la idea de lo que se espera de él. Otro ejemplo del avance del pensamiento humano por sobre el pensamiento tradicional.

"En esto soy mas de derechas, libre mercado, individualidad por sobre comunidad, libertad por sobre igualdad, vamos, Randiano pues."

Yo en cambio puedo pensar ígual que tú pero no me etiqueto. No tengo nada en contra del libre mercado y si me apuras, soy más partidario del libre mercado que muchos empresarios que conozco que sólo piden libertad para sí pero que no dudan en quejarse de competencia desleal apenas ven peligro en sus negocios. Soy partidario del libre mercado pero no soy un místico tipo Luis Pazos que defendió el libre mercado hasta que tuvo en sus manos la oportunidad de disponer del presupuesto.

No veo por que la libertad y la igualdad tengan que contraponerse y de hecho hasta ahora no ha tomado el poder ningún régimen que defienda la igualdad absoluta. También me remito a la historia.

"Tus comentarios dan para uno o varios posts."

Mis comentarios sí, pero dan para más posts tus lecturas de mis comentarios basadas en lo que no dije.

Un Abrazo.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

jajaja, buena esa Antonio.

Ya viendolo o mas bien leyendolo con calma tienes razon, pero no pase tus palabras por el fitro de mi ideologia, ni siquiera de la que pensara que es la tuya, en cambio si lo pase por la ideología que llevo semanas atacando. No se como me involucre en la campana de un político local y precisamente mi labor es definir un lema y atacar el contrario, así que traigo la sensibilidad a flor de piel.

En realidad lo unico que debi contestarte, porque aparte debo contestar algo inmediatamente despues del primer comentario de lo contrario se empalman las letras del titulo del post (cosas de plantilla) es que no creo que las instituciones se crearan para adquirir poder sobre los demás, al menos no para mantener un estatus quo, pero aclaro que me refiero a su formato de instituciones, no simples grupos de poder.

En esto la historia no es suficiente evidencia ni de uno ni de otro caso, ya que las intenciones son interpretativas.

Sigo en otro comentario porque hace tiempo que no platico con alguien inteligente...

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

También hay muchos ejemplos en la historia de grupos que crearon instituciones sin haber previamente un grupo de dominantes y dominados, pero dale poder a alguien y ya sabemos que pasa.

Las creencias primero y después las religiones, sin duda, incluso religiones con buenas intenciones.

De Constantino, de acuerdo, salvo quizás porque sus intenciones no hayan sido precisamente pacificar, sino unificar para tener mas poder, las consecuencias fueron sangrientas a corto plazo.

No, no creo que el control social que proveen las iglesias como medio de disuacion este por encima de sus desventajas,al menos no la de la iglesia catolica que creo nos atrazo varias décadas (y vidas) en adelantos científicos.

Por lo mismo tampoco yo aceptaría el abuso de ningún nino para sostener el efecto apaciguador de la iglesia, seria demasiado utilitarista, ademas de que dudo de tal efecto.

En lo demás creo que no hay diferencia de opiniones, creo que si ha habido intentos de regímenes con intenciones igualitarias, pero solo en pequeñas comunidades y no con muy buenos resultados.

Lo que si se me hace difícil de conciliar es la libertad con la igualdad, al menos como sistema político, al menos no se me ocurre como, otra cosa es tomar parte de uno y parte de otro pero en eterno conflicto o negociación, no como sistema integral.

No me molestan las etiquetas, al fin y al cabo las considero temporales y desechables.

Lo dicho, dan para mas posts los comentarios a las respuestas de mis comentarios a tu comentario.

Un abrazo.

Antonio dijo...

Pues nobleza obliga.

Ya que estamos de acuerdo en casi todo, parece que podemos reducir los puntos de desacuerdo a dos muy específicos:

1.- El objetivo original de la creación de instituciones (gobiernos, leyes, iglesias):

"...no creo que las instituciones se crearan para adquirir poder sobre los demás, al menos no para mantener un estatus quo, pero aclaro que me refiero a su formato de instituciones, no simples grupos de poder"

Donde dices que te refieres a su "formato de instituciones" falta aclarar que te refieres a las instituciones como las concebimos en la actualidad occidental para que estemos de acuerdo.

2.- No es el tema pero ya que lo trajiste a la superficie, igualdad contra libertad. Demasiado ambiguo. Podrías decir que prefieres la libertad total a la igualdad total pero tandrías que asumir que ambas son posibles y no es así ¿Defenderías la libertad de los zetas para asesinar a quienes no cubren la cuota de sus chantajes?

Si le pones límites a la libertad y límites a la igualdad, entonces ya no estás hablando de discutir conceptos ideales.

Fuera de eso, también hay que acotar eso de "religiones con buenas intenciones". Siempre supuse que todas las religiones tenían buenas intenciones pero falta ver si se habla de intenciones para con quien. Por ejemplo, el islam en su origen ordenaba la guerra santa, con la buena intención de convertir a los ignorantes que no conocían la doctrina de Mahoma y darles la oportunidad de salvar su alma.

Un Abrazo.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Bueno, no pretendo que estemos de acuerdo en todo, menos si hablamos de interpretaciones históricas, seria como decir que tengo una visión "mas" correcta de la historia que tu.

Pero no, no me refiero al formato de instituciones actuales, pero tampoco a las instituciones de la edad media (feudales, etc.) o al origen de la iglesia organizada, sino voy mas atrás, me refiero a las necesidades de organización por complicaciones comunales especificas, por ejemplo en las sociedades tribales, el surgimiento de reglas para castigar el robo de alimentos.

Mantengo un punto de vista optimista con respecto a las intenciones humanistas ante la creación de instituciones, aun en tiempos modernos, al menos en su origen, ergo: sindicatos, plebiscitos, sociedad de vecinos vigilantes, etc.

Con respecto al tema de igualdad vs libertad, mi respuesta ante la opción total me inclinaría por libertad, pero tienes razón, difícilmente seria posible un escenario así, se podría forzar, pero dudo que pudiera sobrevivir.

En el escenario que pones, si aceptaría la libertad de los zetas para extorsionar, si tuviéramos la libertad de defendernos, como un escenario así no es posible ni viable, tenemos que aceptar la mediación de las autoridades y nuestra libertad para exigirles y presionarlos para que hagan algo.

En los estados totalitarios no tienes estas opciones, la extorsión es oficial e institucionalizada.

De hecho no hablo de conceptos ideales, precisamente porque pienso que tanto la libertad como la igualdad debe tener limites.

Y bueno, lo ultimo que mencionas es precisamente el problema del fundamentalismo en las religiones, que no se limitan a vivir sus creencias sino que tratan de imponerlas en los demás, pero no siempre en su origen, las primeras leyes de Mahoma no hablaban de exterminar a los infieles, esas fueron agregadas posteriormente.

En cambio las cristianas, si eran excluyentes de origen.

Saludos

Suspiro dijo...

HOLA,saludos desde Veracruz,he estado lellendo algo de tus post,yo también me considero un pensador,solo que no soy ateo,soy cristiano protestante, y la verdad lamento mucho todos los casos de pederastia en la iglesia, también leí sobre lo que comentaste de las plegarias, hace poco leyendo una revista llamada "selecciones de readers digest" un estudio revelava que las personas que oran (cual sea la religión) tienen la capacidad de enfrentar y superar problemas emocionales mucho mas pronto que quines no tienen fe en algo o en alguien, también entiendo el concepto de sigmund freud de que la religión es un espejismo de la mente,pero sabes quienes hemos leído un poco del agnosticismo y el gnosticismo y hemos quedado con un mal sabor de boca de la religión,al final nos hemos encontrado con un Dios de amor el cual existe inmutable a pesar de nosotros mismos.
Te dejo muchas bendiciones,saludos

Creative Commons License

Creative Commons License
Creative Commons License  Bitacoras.com Círculo Escéptico Red de blogs Ateos