enero 21, 2010

TAPS- La labor social de los cazafantasmas.

Bueno pues ya estamos en el 2010, logramos llegar sin un solo agujero de AK-47 y ya solo faltan dos años para que se acabe el mundo y yo aun no completo mi "pase verde" para abordar las arcas chinas, mientras lo hago, quiero empezar escribiendo mi primer post de escepticismo.

Tuve mucho tiempo para ver televisión; hubiera querido terminar varios libros que tengo empezados, pero el "Esceptiquito" decidió que si quería leer, sería solo los subtítulos de los programas de televisión.

Hay una serie de los autollamados "Cazafantasmas" que veo contra mi voluntad, porque no tengo el control ni del control (remoto) y cuyos "casos" me causan malestar cada vez que los veo.

Se trata del programa "Ghost Hunters", producido por "The Atlantic Paranormal Society" y que tratan de popularizar el término TAPS para referirse a ellos mismo como los expertos en confirmar o desmitificar casos de fantasmas.

Según ellos son escépticos, pero su lema es "Si no podemos encontrar una razón que explique los fenómenos, entonces estos son paranormales", así como lo oyen, si no saben que es, entonces debe ser paranormal.

Y para colmo se presentan como escépticos, aunque esto ya va siendo una moda, la mayoría de los charlatanes dedicados a desvalijar y engañar crédulos se dicen escépticos "abiertos de mente", por donde cualquier cosa entra y cualquier cosa sale.

Curiosamente en su página de internet, donde venden de todo, tienen un área de artículos, donde viene uno titulado" Guarding agains skepticism", algo así como "Cuidándose contra el escepticismo" de un tal Steve Gonzalves y donde da consejos para evitar que los escépticos pongan en duda su trabajo de supuesta investigación.

Pero últimamente he empezado α ver estos programas desde otra perspectiva, incluso empiezo a pensar que pueden ayudar α la causa del verdadero escepticismo.

Mi razonamiento para creer esto tiene que ver con los avistamientos de ovnis y el concepto que se tiene actualmente de los otrora expertos en temas de extraterrestres.

Me explico:

El fenómeno ovni surgió alrededor de 1947 con el testimonio de un piloto aviador de nombre Kennet Arnold que después la prensa se encargo de magnificar y acuñar el término de "platillo volador".

Después de eso la paranoia y credulidad de unos y el afán de lucro de otros hizo el resto.

El fenómeno ovni creció α dimensiones inusuales contando entre sus filas tanto α incrédulos como α convencidos y no se diga de la cantidad de literatura, buena y mala que inspiraron.

Pero así como la popularidad del fenómeno creció, también lo hizo la variedad en la apariencia tanto de las naves espaciales extraterrestres como de sus tripulantes.

Los avistamientos y contactos físicos pasaron de ser meras señales en el cielo α ser contactos directos, abducciones, mensajes cifrados, mutilación de ganado, extraterrestres viviendo entre nosotros y muchas locuras parecidas.

Claro, ninguna de ellas con la más mínima evidencia física, α menos que se cuenten los numerosos fraudes y anécdotas como pruebas.

Pero α partir del surgimiento y popularización de los medios de grabación y difusión de audio y video, la cosa cambio radicalmente.

Se suponía que con estos aparatos sería más fácil, ahora sí, captar en vivo y en directo las evidencias tan exigidas por los siempre difíciles de complacer: los escépticos.

Pero la cosa no funciono de esa manera, si, es cierto, se multiplicaron los avistamientos y las evidencias, pero con el perfeccionamiento de la tecnología de audio y video los ovnis pasaron de ser gigantescas naves nodrizas α simples manchas y destellos de luz en las costosas cámaras en manos de aficionados.

Se multiplicaron los casos de expertos (en charlatanería) como los casos del payaso de Jaime Maussan en México y muchos otros en casi todos los países, pero si la tecnología le servía α los creyentes, también fue útil α los detractores del fenómeno ovni.

Casi cualquiera con un entrenamiento básico puede darse cuenta de cuales videos o fotos son reales y cuales modificados para que parezcan reales.

Y de los pocos que pueden decirse genuinos avistamientos, realmente no son nada impresionantes, lo mejor que puede decirse de lo que en ellos se ve, es que son objetos voladores no identificados, pero de eso α naves extraterrestres hay mucha distancia.

En eso se basa mi perspectiva de la nueva cara del fenómeno cazafantasma, casi estoy seguro que sucederá lo mismo que con los ovnis, si no es que ya está sucediendo.

Decía mi abuelo que ya no se ven apariciones como antes porque lα gente ya no cree en nada, quizás no era eso precisamente lo que quiso decir, pero tenía razón.

Antes de las cámaras de video los fantasmas eran zombis descarnados, con cadenas en los tobillos y ropas en harapos o seres físicos que mínimo te arañaban y te hablaban entre gritos y jadeos.

De todos los programas que he visto de los TAPS, en ninguno he visto más que susurros con significados más que dudosos (psicofonías) y fotos con manchas como humo o neblina.

Pero eso sí, cientos de registros de fluctuaciones de temperatura y electromagnetismo, que según ellos solo pueden deberse α la presencia de fantasmas.

No sé de dónde sacaron que los fantasmas emiten electromagnetismo, y en el remoto caso de que así fuera, primero habría que descartar los cientos de fuentes mucho más probables de emanaciones magnéticas como cableado, toma corrientes defectuosos, aparatos eléctricos y electrónicos diversos como radios, lámparas, celulares, microondas, televisiones, incluso el mismo equipo de los "cazadores".

Evidencias les dicen ellos, yo les llamo pareidolias, fenómenos explicables y ganas de estafar gente crédula.

Lo único cierto es que los fantasmas ya no son lo que eran antes, ahora se limitan α emitir calor y magnetismo, igual que un imán o una estufa, ni más ni menos.

Pero de los seres poseídos o las apariciones de antaño al más puro estilo del exorcista, que eran tan comunes, ya solo quedan las películas o las series de televisión.

O los supuestos documentales que ahora usan el cliché de "basado en hechos reales" como si fuera la marca de la casa.

Y ese es el servicio social al que me refiero, si, es cierto que este tipo de programas cada vez tiene más público, pero eso no quiere decir que este publico crea más en fantasmas, en realidad es precisamente lo contrario, cada vez más gente se da cuenta que son programas de entretenimiento.

En eso van quedando los fantasmas, en simples actores de entretenimiento, definitivamente ya no son como antes.

Primero fue "La llorona", el "Capitan Barba Negra", "El jinete sin cabeza", El fantasma de la opera"; después vino Freddy Kruger, Jason, Chucky el muñeco asesino, ahora solo tenemos susurros, variaciones de temperatura y mensajes confusos que solo saben decir palabras entrecortadas como: "váyanse", "déjenme", "basta", etcétera.

Pero es que la gente ya no cree en nada.

¡Ojala!

Juan Carlos Bujanda Benitez

Enero 22, 2010.

5 comentarios:

Joel dijo...

Que tristesa escuchar esto, ...y ahora con que vamos a asustar a nuestros nietos...si ya no esta la llorona, ya inventaremos algo...podria ser "si te portas mal viene la mestra Esther Gordillo y te comera".....

Antonio dijo...

El lema más bien debería ser: "Si no podemos encontrar una razón que explique los fenómenos, entonces es que somos subnormales"

Un Abrazo.

Rochy dijo...

"Si no pueden aceptar nuestra razón paranormal para los fenómenos, es que tienen una mente cerrada o pertenecen a la gran conspiración". Yo sí asustaré a mis hijos con Esther Gordillo, al fin y al cabo ella sí es real :D.

perLuis dijo...

hola.
ya que mencionas las psicofonías, quiero invitarte a escuchar verdaderas voces de... no se que cosas, pero hablan como fantasmas.

esta es mi dirección
http://parafonia.webs.com/

saludos.

Luis.

Anónimo dijo...

Estos programas sirven para que la gente ya no sea tan credula.

Creative Commons License

Creative Commons License
Creative Commons License  Bitacoras.com Círculo Escéptico Red de blogs Ateos