enero 20, 2010

Un ser común y corriente, como todos los obispos.

Hoy en día no es fácil leer el periódico, las mismas noticias de siempre, las mismas tragedias, las mismas comedias de nuestros gobernantes, los nueve o diez ejecutados del día, esperando que no sea algún conocido, por eso es bienvenida una noticia con humor.

"El arzobispo de
ciudad Juárez, Renato Asencio León estuvo a punto de ser llevado por militares, a la guarnición militar por resistirse a ser revisado en un reten a escasos metros de donde oficiaría misa"

Dicen varias versiones de la nota que el Obispo (que no arzobispo) se identifico y les dijo α los militares que lo detuvieron, que era el Obispo de Cd, Juárez y para probarlo les mostro su anillo, su pectoral y hasta les mostro su vestimenta litúrgica.

Pero ni así le creyeron, entonces los invito α acompañarlo α misa para que vieran que no mentía.

Al final lo dejaron ir y el Obispo reflexiona:

-"Si esto me paso α mi, que no será α una persona común y corriente".

Pero señor obispo, en que cabeza cabe, tratar de identificarse enseñando un imponente anillo de oro en las manos manicuradas, y un pectoral con una gran cruz con piedras preciosas sobre un amplio y bien alimentado abdomen y para acabarla tratar de confirmar su identidad con un vestido ¡morado!

Es como decir que no soy pandillero y mostrar mis tatuajes para demostrarlo.

Ya me imagino la confusión del soldado raso hablando con sus superiores.

-"Capitán, aquí hay un sujeto que se niega α ser revisado, dice que es un obispo, pero me late que más bien es un narco travesti, viene todo enjoyado, maneja un carro lujoso y aparte trae un vestido morado".

¿Que no era más fácil mostrar una biblia o una estampita autografiada por el Papa?

Y luego dicen que lo del Cardenal Posadas fue un complot.

Perdóneme señor obispo, yo soy una persona común y corriente, pero como no tengo anillos en las manos, ni crucifijos cuajados de gemas preciosas en el pecho, ni manejo autos de lujo, ni me visto de mujer, ni tengo una buena razón para evitar un reten militar, es más probable que esto le pase α usted que α mi.

Pero por si la dudas, desde ahora siempre cargo mi biblia en el auto.

Α veces vale la pena leer el diario.

Juan Carlos Bujanda Benitez

Enero 21, 2009

2 comentarios:

seigi ac dijo...

Excelente el post. Te tomo una frase prestada. Compermiso.

salu2

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Adelante

Creative Commons License

Creative Commons License
Creative Commons License  Bitacoras.com Círculo Escéptico Red de blogs Ateos