diciembre 24, 2005

¿Existe Santa?

Existe un tema recurrente en esta temporada navideña: ¿Es buena idea decirle a los niños que Santo Clos, Papa Noel, Santa, Los reyes magos, etcétera, son puro cuento o es mejor dejarlos con la ilusión?

Acabo de leer en el blog:
Libre Pensar, una entrada con el titulo: ¿Mentirle a los chamacos? sobre este tema, y aunque le comente a Hector Coronado que yo también quería escribir de esto, le aclare que me gustaría enfocarme mas en el tema de la ILUSION y esto voy a hacer (pero vale la pena que visiten Libre Pensar).

El argumento principal de los que defienden la idea de mentirle a sus hijos, es el mantener en ellos la ilusión en un ser bonachón y generoso, que los visita en esta época del año.

Aunque se que es mucho suponer que sea así como lo razonen la mayoría de los padres, ya que simplemente hacen lo que hicieron con ellos y no saben cuando o a que edad romper el circulo vicioso (o virtuoso, depende…mmm, no lo creo).

Esta es la idea mas generalizada, sin embargo otra forma de usar este mito es con fines coercitivos.

Sin embargo este uso no se justifica por si solo, ya que solamente pone en evidencia la falta de preparación de los padres para educar a sus hijos:


  • ¡Si no te portas bien Santa no te traerá juguetes!
  • ¡Si no te comes el brócoli no veras televisión!
  • ¡Si dices mentiras te llevara el coco!
  • ¡Si no traes condones, no te daré….! perdón, me brinque hasta la adolescencia.

Mejor volvamos a lo de las ilusiones.

Cuando se le pregunta a los padres por la principal razón de esta farsa, suele esgrimirse la necesidad de mantener viva la ilusión en sus hijos.

Pero ¿a que se refieren con ilusión?

¿Acaso se refieren a algo que es necesario para la sana formación intelectual de los niños? ¿Emocional? ¿Física? ¿Sicológica?

¿Y que les pasa si pierden las ilusiones? ¿Y que diferencia hay en la edad a la que la pierden? ¿Seria mas sano nunca perderlas?

¿Para que sirven? ¿Qué ES LA ILUSION?

El diccionario de la real academia de la lengua española (DRAE), la define así:

Ilusión (Del lat. illusĭo, -ōnis).

1. f. Concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por engaño de los sentidos.
2. f. Esperanza cuyo cumplimiento parece especialmente atractivo.
3. f. Viva complacencia en una persona, una cosa, una tarea, etc.
4. f. Ret. Ironía viva y picante.

O sea que una ilusión es algo que parece una cosa pero no lo es, alucinación, esperanza, sueño, quimera, apariencia, espejismo, pero nunca una realidad.

Ya sabemos que es una ilusión, pero ¿para que sirve?

De todos los significados de este concepto, al único que le encuentro cierto sentido es al de esperanza, pero esta solo nos sirve para tener algo imaginario de que sostenernos cuando no tenemos lo real, como alguien perdido en el desierto, necesita la esperanza para no rendirse, pero sabe que la meta es real y posible.

Pero que pasa si pretendemos vivir siempre de esperanzas o peor aun, que pasa si tenemos lo real a nuestro alcance, ¿que no es mejor abandonar la ilusión y enfrentar o disfrutar la realidad?

Y no me salgan con el cliché de que esto esta bien para los adultos, pero no para la mente inocente de un niño.

Si alguien esta acostumbrado a la desilusión más drástica ese es precisamente el niño, que desde el momento del parto se enfrenta a la realidad más dura que todo lo que vivirá el resto de su vida.

Primero tiene que respirar por si solo para poder vivir y a veces lo aprende con una nalgada, después se enfrenta al clima frio del medio exterior y cuando ya se ha acostumbrado al sabor amargo de la leche materna, se la quitan para darle brócoli.


Después lo obligan a aprender un lenguaje nuevo porque si no, no le hacen caso y para acabarla de amolar ya no lo quieren cargar, si quiere algo, tiene que aprender a caminar.

Para entonces seguro pensara: - ¡Estas son fregaderas, pues de que se trata todo esto!

¿Y luego decimos que el niño vive de ilusiones?

Eso es mentira, la única ilusión real e intensa que el niño tiene es la de comprender este extraño mundo, que para el esta lleno de fantasías, pero de fantasía por descubrir cosas nuevas y no tiene la necesidad de que nosotros adultos se la compliquemos inventándole cosas que sabemos que son falsas.

Si no me creen piensen la primera tontería que hacemos cuando les tratamos de enseñar a hablar:

  • Agugu, agugu, bru, bru, bru (moviendo los labios con el dedo).
  • Tiquito pechocho, tiquitin, quen choy….

Ha de pensar el niño: - ¡En la madre, o va a estar cabron aprender este idioma o mis padres son retrazados!

Y sin embargo aprenden a hablar pero sin los balbuceos, sino con las palabras correctas.

Y ya cuando aprendieron las lecciones más difíciles como son el respirar, hablar, caminar, alimentarse, caer y levantarse ya las demás experiencias como la mecánica quántica o la interpretación de estados financieros serán juego de niños.

Pero en el inter, uno de papa les tratara de evitar el contacto con la realidad y les creara mitos y leyendas, diciendo que es por su bien para que mantengan las ilusiones.

Santo clos, Los reyes magos, los trucos, la mentira piadosa, el hada madrina, el coco, el mostro del closet, el ratón de los dientes de leche y muchos más, demasiados.

Y es en esta parte donde uno de niño aprende también a inventarse sus propios mitos y deja de entender y buscar la realidad.

Se atrofia la capacidad de pensar por uno mismo y adoptamos comodines como los fantasmas, la suerte, el destino, los horóscopos, las maldiciones, la magia, el cielo y el infierno, las religiones.

Y perdemos la capacidad de ser curiosos, de descubrir lo que hay más allá de nuestras auto-impuestas fantasías.

Cambiamos la curiosidad de saber, de entender, por la fantasía de creer.

Y al final nos encontramos en el peor de los mundos: Sabemos muchas cosas que son mentiras y ya no tenemos ilusiones, !aaah pero no cometeremos el mismo error, mi hijo no perderá las ilusiones…! y ahí vamos de nuevo.

Afortunadamente algunos contamos con la suerte (esta bien, con el azar) de tener padres que sabían que era un error el mentir por tiempo indefinido y se dieron cuenta muy pronto que para un niño normal siempre es preferible saber la verdad.

O quizás no preferible, pero si mas acorde con la forma en que este ha descubierto el mundo.

Y que cuando supiera que Santa no existe, no iba a sentir desilusión, sino orgullo de tener padres generosos, de carne y hueso y no una idea de un ser inmaterial que nunca podría conocer hasta que supiera que es un mito.

Orgullo de un tutor que le allanaría el camino de mentiras para seguir manteniendo la curiosidad de un mundo lleno de verdaderos misterios: El vasto universo, el espacio, la naturaleza y sus leyes, las matemáticas, las letras, la filosofía, la astronomía.

Y que no se lo llenaran de trampas disfrazadas de ilusiones como: la astrología, la suerte, la ouija, el destino, los dioses, los fantasmas, los gnomos, la charlatanería en general.

¡No, Santa no existe!

En esta navidad no regales ilusiones, mejor regala curiosidad, créeme, los hombres y mujeres en los que se convertirán tus hijos, te lo agradecerán.

Diciembre 24, 2005

Juan Carlos Bujanda Benitez

PD. Post dedicado a Jessy, una niña que no entiende porque Santa usa el mismo papel que su Mama para envolver los regalos.

5 comentarios:

marvision dijo...

Felicidades, me gusta todo lo dicho, que razón tienes. Sin embargo, nos abruman de pequeños con mentiras y nos pasamos media vida cambiando el chip. Son tradiciones tontas no sabemos quien las generó, ni porqué. Hay tantas cosas que no entendemos….Feliz Año Nuevo y sigue diciendo cosas tan sensatas, aquí tienes una lectora y si quieres,... amistad.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Gracias por tus comentario, acepto ambas...saludos

papaesceptico.com dijo...

Muy bueno.. como viste en mi entrada, yo estoy en contra de las mentiras, y de esta manera lo estoy llevando, lo estoy poniendo a pensar y le hago muchas preguntas, claro el aun tiene 7, y pues a esa edad tienen mucha imaginacion y todavia estan en el punto que no saben la realidad de muchas cosas...!

que edad tiene tu Esceptiquito? no es lo mismo escribir un tema de estos, que lo que tienes a tu alrededor... a cada uno nos esta tocando diferentes circunstancias, pero yo creo que el escepticismo y el Ateísmo no hace hacer cosas similares, yo espero que para el siguiente anio, mi chilpayate (7) ya sepa quien es santa... este anio aun lo veo difícil, aunque estoy haciendo experimentos con el!!!

saludos

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Que tal Daniel.

Mi hijo tiene 3 y medio, apenas empieza a preguntar los "porques".

Pero supongo que esto ira aumentando, porque las respuestas de los escepticos son diferentes a las de los credulos.

Mi hija mayor tiene 16, ella ya es toda una esceptica y atea, ademas de rebelde.

Espero que los experimentos no salgan mal.

Saludos y Feliz navidad, como no.

papaesceptico.com dijo...

Estos Escépticos y Ateos que experimentan con sus hijos.... pero que le hacen a los pobres chamacos!!!!!!!! que va a ser de nosotros con esta clase de personas caminando por el mundo... nooooooooooooo .. jejeje caray, estas haciendo lo mismo que yo, tratando de hacer pensar a tus hijos! en este momento mi hijo esta aprendiendo a decir la palabra Bullshit! la llamamos BS, en mi casa con el solo hablo ingles (vivo en Mexico y soy Mexicano) pero fue una de las cosas decidí hacer con el y mi ha salido increíble... !!! me criticaron muchos amigos y ya se ha tragado su criticas! y es muy chistoso cuando vamos a pasear y vemos cosas alternativas el ya dice,... "that is big BS" claro que le digo porque si y porque no, su mente (a los 7) aun veo que le falta bastante para poder razonar las cosas, pero esta empezando bien y me divierto como enano!

ahora vienen los Reyes, ya le dije que en esta casa no JUGAMOS a esa historia, por lo que los reyes aqui no llegan, en casa de su mama a lo mejor si... y se queda pensando... entonces esa historia es BS??? jajajajaja pero bueno, esto de experimentar es divertido y lo peor que podremos hacer es mostrarles a nuestros hijos a usar el cerebro, ya que en vez de leerles la biblia y sus abominables fantasías mejor les leemos Skeptical Inquirer....

Saludos y suerte con tus experimentos

Creative Commons License

Creative Commons License
Creative Commons License  Bitacoras.com Círculo Escéptico Red de blogs Ateos