noviembre 05, 2009

El Narco y un futuro para México; todo por el precio de uno

Señor presidente de la república, señores diputados y senadores, ya no tienen porque inventar el hilo negro, Castañeda esta prolífico.

Así es, el ex canciller mexicano Jorge G. Castañeda, uno de los intelectuales más inteligentes y articulados del momento, acaba de publicar dos ensayos que no deberían ser ignorados por nuestra clase gobernante.

El primero de ellos es en forma de libro, se llama EL NARCO: LA GUERRA FALLIDA, este pequeño librito de tan solo 143 páginas y que cuesta solo $ 99.00 pesos, fue escrito junto con Rubén Aguilar V. ex vocero presidencial del orate Vicente Fox.

En este ensayo desmontan uno α uno los argumentos bajo los cuales el gobierno de Felipe Calderon justifica dicha guerra, haciendo evidente que ninguna de ellas se sostiene y solo se trata de la necesidad de legitimar su presidencia ante una elección dudosa.

El eslogan oficial “Para que las drogas no lleguen α tus hijos”, es falso, las drogas no llegan α nuestros hijos (significativamente), no es cierto que nos estemos convirtiendo en un país consumidor de droga.

El argumento de la escalada de violencia tampoco es demostrable, los números no mienten y estos dicen que en México la violencia viene a la baja, al menos antes de declararle la guerra al narco.

La penetración de las redes del narcotráfico en las instituciones de gobierno no es cosa nueva, incluso ha habido tiempos en los que ha sido necesario desmantelar el 100% de las policías federales por este motivo. En este aspecto no estamos ni peor ni mejor que antes.

Tampoco es cierto que la razón de la violencia sea la complacencia implícita del gobierno de los Estados Unidos para vender libremente armamento que es susceptible de terminar en las manos del narcotráfico, ni son los únicos que venden armamento, ni se trata de una situación exclusiva de nuestros tiempos.

Por si esto fuera poco, tampoco es cierto que el crecimiento del fenómeno “narco” en México se deba al aumento de la demanda de sustancias ilícitas en USA, dicha demanda sigue estable, solo cambiante en cuanto α composición de drogas.

Por otro lado, Estados Unidos no está fallando en contener la demanda, es mas ni siquiera es su objetivo principal, α diferencia de lo que se dice públicamente la tendencia es α despenalizar el consumo, ya son 14 estados los que tienen leyes al respecto, la dichosa guerra solo es de este lado (México).

Por último, es falso que nuestro mejor ejemplo sea Colombia, ya que estamos haciendo exactamente lo contrario α lo que está haciendo Álvaro Uribe, que es limitar los daños colaterales (secuestros, atentados, extorsiones, corrupción, etc.) en vez de tratar de combatir la demanda de estupefacientes; actualmente en Colombia la superficie sembrada de hoja de coca sigue estable y su importación no ha disminuido.

Pero el ensayo no se queda en hacer crítica, sino que esboza una serie de recomendaciones altamente factibles para salir de una vez por todas del atolladero en el que gratuitamente nos hemos metido.

Un libro que vale la pena leer, al menos para tener un punto de vista diferente al vociferante y casi oficial diagnostico de los medios de comunicación y los voceros de los gobiernos tanto federales como locales.

El otro ensayo acaba de ser publicado en la revista NEXOS y puede ser leído gratuitamente en su página de Internet AQUÍ.

Si las recomendaciones para acabar con los efectos del narcotráfico se les hacen poco, este ensayo pretende nada menos que:

UN FUTURO PARA MEXICO

Este ensayo está escrito en co-autoría con Héctor Aguilar Camín; básicamente se trata de fijar un rumbo deseable para México, dedicado para quien pretenda gobernar en el 2012.

La mayoría de las soluciones que se mencionan no son nuevas, pero si tabús para casi todos los políticos actuales.

Habla de privatización, nada nuevo, una solución obvia que han seguido los demás países exitosos y que nosotros seguimos viendo como traición α la patria.

Habla de sindicatos y controles, habla de la formula básica para un crecimiento económico, para lo cual dice que debemos cambiar la meta nacional de combatir la pobreza por la meta de crear riqueza, tema que α mas de un perredista la sacaría ronchas.

Dice que hacer con los poderes facticos, oligopolios privados y monopolios, nos pide que definamos en que parte del mundo queremos estar, en América del Norte o América Latina, para lo cual necesitamos dejar de lado demagogias e hipocresías.

Habla de equidad y fiscalidad, recomienda la implementación de un sistema de seguridad social universal que incluiría seguro medico, seguro contra accidentes de trabajo, seguro de desempleo, seguro de vida y seguro de pensiones, eso sí, costeado con un IVA mayor al 16% actual, pero etiquetado exclusivamente α estos propósitos.

No podía faltar una reforma integral de nuestro inútil y obsoleto sistema de educación, que pasaría por capacitación y evaluación constante de maestros y más importante, la libertad de los alumnos α escoger la educación que mejor les convenga, esto es, financiar la demanda en vez de la oferta.

Tampoco podía faltar el tema que le impidió α Castañeda ser candidato α la presidencia; la reforma del sistema electoral y la apertura del régimen de partidos, la reelección de puestos de elección popular y la inclusión de la figura del secretario de estado.

La gran ventaja de esta serie de recomendaciones es que son temas ligados por un hilo conductor natural, no se puede modificar un rubro sin afectar α los demás.

La buena noticia es que parece que hay mas consenso del que pensamos para llevar α cabo estas recomendaciones de parte de muchos congresistas, así que su implementación no sería tan utópica después de todo.

Jorge Castañeda es una de las personas más inteligentes del mundo de la política actual (y no solamente en México), no es simpático ni tampoco nada diplomático, pero se puede confiar en que lo que dice es lo que piensa.

Es una lástima que no lo hayan dejado ser candidato en el 2006 (o quizás no); si se postulara para presidente en este momento yo votaría por el sin importar quien fuera su contrincante.

Y si yo fuera presidente, mandaría llamar α Jorge Castañeda en este momento y le haría una pregunta directa:

¿Por dónde empezamos señor?

Juan Carlos Bujanda Benitez

Noviembre 5, 2009

4 comentarios:

Antonio dijo...

"...si se postulara para presidente en este momento yo votaría por el sin importar quien fuera su contrincante."

No te creo ¿Qué tal si su contrincante fuera Denisse Dresser?

El problema es negociar con el congreso. El PRD no importa, ya es partido minoritario. El problema es el PRI y su crecimiento que les hace pensar en recuperar la presidencia en el corto plazo, junto con el temor del PAN a perderla con cualquier movimiento en falso.

Un Abrazo

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Quizás exagero con decir que no importa quien fuera su contrincante, pero entre Dresser y Castaneda, me quedo con este ultimo.

Dresser es articulada y muy puntillosa con los errores y omisiones de nuestros gobernantes, pero de eso a tener una idea clara de como gobernar hay mucho trecho.

En todo caso me gustaría Dresser para secretaria de Educación.

Seria interesante figurar un gabinete deseable para el 2012 no crees?

Saludos

Anónimo dijo...

Creo que entre mas pasa el tiempo mas estupido eres jajaja Castañeda jajajajaja una de las personas mas inteligentes de la politica en el mundo jajajajaja que pendejo eres jajaja

Anónimo dijo...

Puros expertos
México está lleno de "expertos" (en todos los temas) pero nadie resuelve nada. Es realmente cansado escuchar a los "expertos", en este caso Hector y compadre, y a otros "circulos de viena" que circulan por la televisión, el radio y el internet y los diarios impresos, ofreciendo pergaminos kilométricos de complicadas "investigaciones" que explican lo que está a la vista de todos y que todos sabemos por qué suceden (sin ser expertos). Debe ser muy cómodo estar financiado por colegios, revistas, patronatos, simposios, institutos de investigaciones (jurídicas?, sociológicas?, folosóficas?.....) y publicar "investigaciones" por montón a cambio de una jugosa remuneración. Sin ser investigador, ni mucho menos (gracias a dios), les digo que ya no gasten su tiempo en publicar más análisis, ensayos, investigaciones y toda clase de escritos espurios.... mejor ( a esos escritores popof) parense en la antesala de un Seguro Social, o visiten cualquier juzgado (civil, penal, familiar), o tomen el tiempo que tarda el Ministerio Público en levantar una declaración, o descifren el nudo gordiano de los líderes sindicales, la educación (y los reprobados mexicanos en la prueba de PISA) o la "justicia" que imparte nuestra grande y jugosamente remunerada Suprema Corta de Justicia (¿Donde quedó la bolita?: atte. el Gober precioso y el rey de la mezclilla) o que tal si reescriben la constitución (haber si deja de ser letra muerta) o un tratado de cómo erradicar la delincuencia organizada ( y conste que no hablo de aquella que te trata de hacer pagar por libros y libros que contienen "profundas investigaciones" con soluciones simplistas, de junior), o que nos expliquen cómo comer y educarnos "con propiedad" cuando se gana un salario mínimo delirante el cual seguramente ganan y les permite escribir cien barbaridades en pro de "Un futuro para méxico". Que risa me da. Escribir historias desde el escritorio debe ser muy, muy ,muy comodo... y repito.... México está lleno de expertos..... pero nadie resuelve nada"

Creative Commons License

Creative Commons License
Creative Commons License  Bitacoras.com Círculo Escéptico Red de blogs Ateos