agosto 15, 2009

San Juan tenía razón

"La Biblia es una maravillosa fuente de inspiración para los que no la entienden”.

George Santayana.

Yo me case ya grande, después de los cuarenta, y recuerdo mucho los esfuerzos de mis ex compañeros de parranda, - para entonces ya casados – para convencerme de las bondades del matrimonio.

No sé si sus esfuerzos eran sinceros o simple envidia de que yo aun podía hacer lo que me diera la gana, cosa que aun puedo hacer, solo es cosa de pedir permiso con dos meses de anticipación y por escrito.

Pero entre todas las razones que esgrimían mis amigos hay una que me llamaba mucho la atención por su inocencia y el efecto que causaba en ellos mi respuesta.

Decían que lo mejor del matrimonio era la vida en familia, como si yo hubiera nacido en probeta y crecido en un hospicio, y que de la familia lo mejor eran los hijos.

Casi todos ellos decían que solo por los hijos valía la pena estar casados, cosa que hasta la fecha considero la peor de las razones para vivir en familia.

Palabras más, palabras menos los diálogos siempre iban de esta manera:

- (ellos) “No lo vas a entender hasta que tengas un hijo, no hasta que estés en mi situación”.

- (yo) “Tu tampoco puedes entenderme porque no estás ni has estado en mi situación”.

- (ellos) “Α que te refieres, claro que si estuve en tu situación, también fui soltero”.

- (yo) “! Nunca a mi edad!”.

Ante esto había pocas respuestas coherentes y debo de reconocerles que casi siempre me concedían este punto.

Quizás yo no sabía lo que era ser casado y tener un hijo, pero ellos tampoco sabían que se sentía ser soltero a los 40.

Y α los que crean que voy α hacer ahora una apología del matrimonio y la paternidad, siento mucho decepcionarlos porque la cosa no va por ahí.

Α lo que voy es α que la situación es casi la misma de quienes dicen que los ateos somos personas infelices y amargadas y que llevamos una vida vacía y sin sentido porque no conocemos α Dios.

En cualquier blog que critique la religión no puede faltar nunca una buena colección de comentarios viscerales que digan que nos tienen lástima porque no conocemos el amor de Dios y que además somos infelices porque solo vemos el lado racional de las cosas.

Y la conclusión, según ellos lógica, es que no podemos ser buenas personas porque no tenemos los valores y principios que solo pueden ser dictados por un ser superior.

La ultima parte, la de los valores, es muy fácil de rebatir con evidencias, las cárceles están llenas de creyentes, las guerras y grandes masacres están casi siempre lideradas y peleadas por creyentes.

Los crímenes más escalofriantes son protagonizados casi siempre por creyentes y α veces incluso inspirados en su fe.

Los últimos estudios de las condiciones socioeconómicas de los países desarrollados, nos indican que las incidencias de eventos negativos como drogadicción, enfermedades infeccionas de transmisión sexual, mortalidad juvenil, embarazos en adolecentes, disfunciones sexuales y aborto son más altos en los países mas religiosos que en los países con mayor población secularizada.

Es cierto que esto no significa necesariamente que la religión sea la causa de estas disfunciones sociales, lo que si resulta más que obvio es que el abandono de la religión no es causa de descomposición social y caos, como suelen afirmar (o amenazar) los diferentes lideres religiosos.

La parte que no es tan fácil de demostrar para ninguno de los dos, es si el ateísmo hace infelices y amargadas α las personas.

Pero en este punto los ateos tenemos una ventaja y esta es que muchos de nosotros hemos estado de ambos lados del espectro que hay entre la fe y la razón, y sería absurdo pensar que hemos escogido voluntariamente la parte más infeliz y vacía.

Y cuando digo “estar de ambos lados no me refiero α los creyentes que pasaron de ser “católicos light”α religiosos activos o renacidos como se suelen llamar α si mismo los de cierta corriente.

En realidad estos no pasaron de un extremo al otro, solamente se deslizaron del centro al extremo religioso.

En mi caso particular yo pase primero de ser católico por tradición familiar, cosas como ser bautizado, hacer primera comunión y esas cosas, de ir a misa con el pretexto de bodas o funerales α una casi total indiferencia hacia la religión de mis padres, exactamente como la mayoría de los católicos.

De ahí me deslice hacia el extremo del fanatismo pasando primero por cursos de evangelización que en realidad son lavados de cerebro con técnicas indistinguibles de cualquier secta de fanáticos.

Después me convertí en coordinador de pequeñas comunidades de jóvenes y en integrante activo de una comunidad religiosa de no tan jóvenes y en un buen apologeta de la palabra de Dios.

Tenía facilidad para justificar lógicamente las contradicciones e incongruencias de los hechos de la Biblia utilizando tan solo recursos dialecticos que otros confundían con un don (era un señor con don).

Pero no por nada mi pasaje favorito de las escrituras es hasta la fecha Juan 8:32, y en esto mi tocayo no andaba tan errado.

Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres”.

En mi caso no hubo eventos dramáticos que me hayan hecho perder la fe, fue más bien mi compulsión por la lectura lo que me permitió realmente conocer α Dios, o debería decir α todos los dioses y su origen.

Para decirlo de forma mas poética: “Mordí la manzana, comí del fruto prohibido y fui expulsado del paraíso”.

En mi afán por buscar mejores argumentos para defender mis creencias me encontré con mucho más de lo que buscaba.

Siempre he creído que los que se pelean con Dios por alguna decepción, algún día volverán α el, aunque sea en otra religión.

En cambio quienes dejamos la religión pacíficamente, por medio de la razón, no tenemos punto de retorno porque ya encontramos el paraíso.

En mi caso es una biblioteca donde sirven vino tinto y cerveza obscura y donde la vida se construye de pequeños detalles cotidianos.

Donde no existen pecados originales ni culpas eternas, tan solo actos con consecuencias y responsabilidades.

Donde la meta no es un mundo libre de problemas y felicidad permanente, sino tan solo un mundo real y tangible, ni bueno ni malo y una mente lúcida y racional para adaptar el mundo α nuestras necesidades.

Con una meta así de este tamaño dudo mucho que los ateos seamos unos seres infelices y amargados.

Α los creyentes que dicen que llevamos una vida vacía y carente de sentido y que solo conocen el lado de la línea que va de la indiferencia al fanatismo, yo les pregunto:

¿Y cómo lo saben?

Juan Carlos Bujanda Benitez

Agosto 15, 2009

17 comentarios:

Ari dijo...

Este post es magistral, Juan Carlos.

Va pa' mi colección.

¡Un abrazo!

Antonio dijo...

"Pero en este punto los ateos tenemos una ventaja y esta es que muchos de nosotros hemos estado de ambos lados del espectro que hay entre la fe y la razón, y sería absurdo pensar que hemos escogido voluntariamente la parte más infeliz y vacía."

Pero no es tan sencillo: creer no es un ejercicio de la voluntad. Una vez que te das cuenta de que no hay razones que justifiquen la creencia, no hay marcha atrás.

Un Abrazo.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Gracias Ari.

Antonio:

?Creer no es un ejercicio de la voluntad? Seguro?

Cierto que tiene una parte de intuitivo, pero creo (voluntaramente) que la voluntad si tiene algo que ver.

Quizás no entendí tu comentario.

Un abrazo.

Antonio dijo...

Juan Carlos,

Veámoslo de esta manera: tú mismo fuiste creyente durante varios años, tal vez desde los 3 hasta los ¿20?

No importa.

Lo que importa es que hubo un momento (o una sucesión progresiva de puntos de pensamiento) en que dejaste de ser creyente por alguna razón, o por haber analizado todas las razones que podían hacerte creer y llegar a la conclusión de que no podías seguir diciéndote a tí mismo que dios, las vírgenes, los santos, satán, etc son seres reales.

Ahora imagínate que decidieras que quieres volver a ser creyente. No digo que sea imposible pero creo que tendría que pasar algo muy grueso, como por ejemplo que se te apareciera jesucristo en el camino de damasco (o de Janos), y te llevara al infierno ¿O ese era Virgilio? El punto es que no creo que pudieras decidir "A partir de hoy volveré a creer" y actuar en consecuencia, sin sentir que te estás engañando a tí mismo.

¿Me equivoco?

Un Abrazo.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Cierto, la opción ultima seria muy improbable, precisamente a eso me refiero cuando menciono a los que se dicen renacidos, en realidad no vas a encontrar un ex-ateo entre ellos.

Son personas que se mantenían alejados de la religión y que se acercaron a ella debido casi siempre a la necesidad de encontrar consuelo o alternativas a una conducta auto destructiva (drogas, depresión, alcoholismo, etcétera).

Pero nunca fueron ateos, incluso si se me apareciera Jesucristo camino a Janos, le trataría de encontrar una explicación racional.

Y si me mostrara el infierno, aprovecharía para saludar a muchos amigos.

Saludos.

Jorch dijo...

Mira esto.

http://meneame.net/story/ateismo-y-como-lo-saben

Fernando dijo...

Que entrada tan extremista osea el peor ejemplo de pelea entre un extremista contra otro extremista bieeeeen

me podrias dar un dato tu que eres tan bueno para demostrar cosas que los creyentes son los que mas matan y no los ateos por favor vaya estupides cuando hay guerra se agarra parejo seas religioso o no lo seas
o me podrias dar el dato que no haya ateos que se hayan vuelto religiosos

lo vuelvo a repetir extremistaaaaaaaaaas hablando de extremistas

ya ni leer mas tu blog con 3 entradas tuve para saber que eres un extremista y los que te aplauden son otros extremistas adulando tu extremismo

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

!Huy, que comentario tan extremo!

Rodrigo Aguilar Mendoza dijo...

Acabo de ver en television precisamente de lo que se habla aqui, puedo decir que leyendo la entrada y los comentarios, es verdad se cae en un extremismo, tan facil que es decir yo respeto tus creencias, tu respeta las mias, te ahorras gastar saliva y una entrada de blog, podras decir el empezo pero podria decir tu terminaste o le seguiste la corriente.
Se puede llegar a la felicidad solo con la razon o con la religion o con el conjunto de ambas, cada quien con su creencia, simplemente es importante saber respetar y no querer imponer nuestro pensamiento sobre las costumbres o creencias de las otras personas, tan facil que es el respeto.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Rodrigo:

La principal razón por la cual las creencias no son dignas de respeto en forma automática es porque su contenido y sus consecuencias son publicas.

Una cosa es respetar el derecho de cada quien a creer en lo que le da la gana y otra es pretender quedarse callado ante dichas ideas, sobre todo si estas se pueden convertir en leyes aplicables para el resto de la población, independientemente de en que crea, como es el caso de Guanajuato.

Si las creencias se guardaran para el ámbito personal no habría problema, pero desde el momento que alguien se dice creyente y trata de "convertirme" tocando a mi puerta o regañándome en cada aparicion en television (Norberto Rivera, Juan Sandoval, etc.) en ese momento sus creencias son criticables porque son publicas.

Razonando como tu lo haces, yo podría reclamarte que te tomes la molestia de "gastar saliva" comentando en este blog, donde esta tu respeto hacia mis ideas y creencias?

Tan fácil que es el respeto.

Saludos

Rodrigo Aguilar Mendoza dijo...

El decir que todo tipo de creencias no son dignas de respeto por su contenido y consecuencias publicas, es otro texto con contenido extremista.

Si alguien toca tu puerta no es tan dificil ser educado y decirle no creo, respete mis ideas, si pasa un padre en la tele regañando y te afecta bueno entonces te tomas todo muy personal, siempre tienes la opcion de cambiarle de canal.

Para poner un ejemplo, es como si alguien toca a tu puerta, te pide que le compres mangos y tu le dices, no me ofrezca mangos a mi no me gustan los mangos y te pones a explicarle porque es mejor comprar uvas.

Yo no critico tus creencias jamas lo hice, yo puse mi opinion de que para mi es gastar saliva, si para ti hablarle a la pared no es gastar saliva o como lo quieras ver, pues esta bien, si tu quieres cambiarlos de opinion como ellos a ti o solo quieres expresar lo que piensas esta bien.

Repito: cada quien con su creencia, simplemente es importante saber respetar y no querer imponer nuestro pensamiento sobre las costumbres o creencias de las otras personas, tan facil que es el respeto.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Rodrigo:

En realidad estamos hablando "casi" de lo mismo, salvo por lo que entendemos por respeto.

En el ultimo articulo explico un poco esto.

De entrada, no creo que sea mala educacion el hablarle de mis creencias a quien toca mi puerta para concvencerme de lo que el cree.

Como tampoco veo cual es el problema con explicarme al vendedor de mangos porque considero mejor las uvas.

Aunque el ejemplo sea algo burdo porque estamos hablando de una actividad comercial, al vendedor de mangos le vale lo que pienso de las uvas, siempre y cuando compre mangos.

El vendedor de religión quiere exclusividad, no quiere saber nada de uvas.

Preguntale Norberto Rivera, despues de su discurso del Congreso Guadalupano, si acepta que me gusten otras religiones para Mexico.

Saludos

PD.
Respeto tu apertura al dialogo respetuoso, no tengo nada en contra de como defiendes tus ideas o creencias, el contenido de las mismas es otra cosa.

Rodrigo Aguilar Mendoza dijo...

Voy a hacer un ultimo comentario dado a que nos queda claro a ambos, al menos eso creo.

Tu mismo lo dices, a los dos no les importa las uvas, solo quieren que les compres mangos, ellos jamas cambiaran de parecer por algo que les digas, sino porque ellos mismos se den cuenta por su propia cuenta, a lo mucho les implantaras una duda momentanea.

Te repito no hay que ser extremistas, la religion es una cosa y un padre pedofilo es otra cosa, es ver las cosas de forma incompleta.
Si le preguntaras al papa actual, la misma pregunta que le harias a Norberto Rivera, la respuesta cambiaria totalmente, es mas en las noticias actuales el papa fue a una mezquita, precisamente a hablar sobre el respeto a las otras religiones y creencias, es mas dentro de la misma iglesia esta el ejemplo que acabas de dar, una cosa es Jesus y otra cosa es Judas, hay que ser muy cuidadoso en ese aspecto de como se critica a la religion.
Siempre hay alguien(o muchos) que hecha a perder una buena idea.

Asi como entendi, tu critica en esta entrada es para los extremistas o los que se dicen ser religiosos, pero para nada son religiosos y te entiendo si es molesto.

Acabare haciendo una referencia boba que escuche de la boca de Homero Simpson" para decir una mentira hace falta, un mentiroso y un tonto que quiera escucharla", asi mismo es con esas personas, por eso te decia si me pongo a escuchar algo que ya se y analice, para que me pongo a hablar con pared, pero bueno es respetable pero yo prefiero decir no gracias, respeta mis ideas, yo respeto las tuyas asi de sencillo.
Saludos

rasta_solitario dijo...

Yo solo sé que no se nada...


saludos.

César Medina dijo...

Yo solo quiero que se mueran TODOS los extremistas!!!!

A ver, yo lo voy a resumir de la forma mas simple: ¿Cómo pueden saber que las verduras saben feo si NUNCA las han probado?

Nosotros los ateos, fuimos al buffet y comimos de todo. Uds. los creyentes solo se comen el postre y por gordos creen que estan sanos!!!!

Un choco-rol?? o con eso tienen?

JUANA dijo...

Me dan risa algunos de sus comentarios, por un lado, tienen razón al ofenderse quienes defienden lo que creen y no resulta malo, tampoco es malo expresar mis opiniones y criticar las que no me agraden, para eso estan estos tipos de lugares, pero claro, siempre tengo la opción de leer y no leer A mí como me encanta el opinar y la polémica, quiero agregar lo siguiente: siempre las personas por necesidad han sentido el deseo de creer en algo o alguien, eso se llama "religión natural" y se han inventado toda clase de dioses. He conocido muchos ateos que son "mejores personas" que muchos creyentes, porque la moral y las buenas costumbres no son ezclusivas de la iglesia, sino de las familias, entonces no vengan a pensar que por creer en Dios ya vamos a ser mejores. Por otro lado me llama la atención que tu siendo ateo, hayas bautizado a tu hijo (eso entendí cuando mencionaste a tu comadre), eso mismo le dije a mi hermana cuando bautizó a sus hijas dieciéndose atea,"por si las dudas" me respondió, jajajaja. Saludos desde juaritos el number one (no lo dije yo, lo dijo Juan Gabriel).

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Que tal Juana.

La razon por la que bautice a mi hijo es simplemente tolerancia, ya que no solamente es hijo mio, pero de ahi a obligarlo a ir a clases de catequizmo y demas farsas del tipo, no creo que vaya a suceder, a menos que sea mi hijo quien racionalmente lo elija, y eso cuando ya sea conciente de lo que significa.

Asi que como vez, en mi caso no hay nada de "por si las dudas", estoy seguro que Dios no existe, punto.

Saludos.

Creative Commons License

Creative Commons License
Creative Commons License  Bitacoras.com Círculo Escéptico Red de blogs Ateos