febrero 28, 2007

Los disidentes y los científicos, un caso de debate.

Ayer sufrí una de las más grandes decepciones de nuestros científicos.

Fue en el programa de Ricardo Rocha (Reporte 13) de Televisión Azteca.

En diciembre pasado se levando una gran polémica porque Rocha les dio entrada a dicho programa a un grupo de científicos que se hacen llamar a si mismos “Los disidentes del sida”, encabezados por el Dr. Roberto Giraldo (colombiano).

En dicho programa defendieron su teoría de que el sida no existe como una enfermedad y que más bien es un invento de las grandes farmacéuticas para llenarse los bolsillos.

Pero el mensaje mas peligroso e inquietante es que los enfermos de sida deben dejar los tratamientos porque estos no sirven para nada ya que lo que ellos tienen es solo una carga de estrés emocional que se alivia con vitaminas, al mas puro estilo de la Cientologia.

La respuesta de los académicos, instituciones y blogueros fue furiosa, tanto contra este grupo como contra Televisión Azteca y especialmente contra Ricardo Rocha.

Como respuesta el día de ayer Ricardo Rocha tuvo como invitados a cinco científicos (Dra. Patricia Volkow, Dr. Jose Luís Calva, Dr. Luís Xochihua, Dr. Luís Enrique Soto y Dr. Juan Sierra) para que hicieran uso del derecho de replica, y así lo hicieron y para mi gusto lo hicieron muy bien.

Se vieron profesionales, se vieron molestos por los comentarios de los “disidentes”, dejaron muy claro los peligros potenciales y actuales de dar información sin base científica a los enfermos de sida.

Pero casi al final echaron por tierra todo lo que habían ganado y confirmaron una vez más el dicho conocido de que nuestros científicos (y muchos de otros países) no están preparados para debatir sus ideas.

Rocha anuncio que enseguida tendrían un debate directo con el grupo de los disidentes y fue ahí donde los científicos anunciaron a coro que no querían debatir, que ellos solo querían hacer uso de replica pero nada de debates.

La justificación fue algo así como que no querían darle más importancia a los comentarios de los “disidentes”, sin embargo se vieron nerviosos e inseguros ante la posibilidad de verse confrontados y de plano se levantaron y abandonaron el escenario.

Ricardo Rocha no es santo de mi devoción, sin embargo tengo que admitir que al final fue el quien mas gano con esta actitud tan cobarde de nuestros científicos.

Durante todo el programa trato de defender su postura al haberles dado voz al grupo de “disidentes” y durante el mismo fue duramente confrontado por los médicos, pero al final quedo la sensación que era el quien tenia razón y no ellos.

Claro que el debate se llevo a cabo, sin embargo los únicos asistentes fueron una vez mas los “disidentes” y no tuvieron mucha dificultad en hacer ver su teoría como la única valida gracias principalmente al abandono de los científicos.

La teoría de que el sida no existe y de que Ricardo Rocha tenía razón al darles voz a los “disidentes” debía ser verdad, después de todo los médicos no tenían argumentos para defender sus puntos.

Y todo gracias a que nuestros científicos no están preparados para debatir frente a frente.

Su argumento fue que al enfrentarlos (a los disidentes) les darían más importancia de la que tenían, sin embargo ¿no era más bien una oportunidad para hacerle ver al público de que lado estaba la razón?

Creo que incluso muchos escépticos estarían mejor preparados para debatir con estos charlatanes.

Y es aquí donde me asalta la duda y me surgen varias preguntas:

¿Estos científicos invitados por Rocha, eran en realidad las personas adecuadas para ser parte del derecho de replica?

¿Por qué no fue nadie de la UNAM, o de Conasida?

¿Acaso fueron invitados especialmente porque Rocha sabia que no iban a debatir?

En el programa se les llamo “funcionarios” y se menciono al Secretario de Salud, entonces ¿acaso representaban solamente la postura del gobierno y no de la comunidad científica?

A todo esto ¿Cuál es la postura del gobierno?

¿O acaso fue todo esto una comedia montada por Televisión Azteca y Ricardo Rocha para contrarrestar las criticas que les hicieron las distintas organizaciones de salud y los blogs escépticos?

¿Se enteraron los científicos reconocidos que iba a darse este debate?

¿Fueron invitados?

Y más importante.

¿Acaso los escépticos vamos a dejar las cosas así?

Por lo pronto ya son 140 derechohabientes enfermos de sida que desde diciembre dejaron su tratamiento y que posiblemente estén teniendo relaciones sexuales sin protección y que si vuelven a atenderse, el virus será más resistente y más difícil de controlar.

¿Y ahora que hacemos?

Juan Carlos Bujanda Benítez
Febrero 28, 2007

Creative Commons License

Creative Commons License
Creative Commons License  Bitacoras.com Círculo Escéptico Red de blogs Ateos